PROYECTO EDUCACIÓN PARA EL DIALOGO DE CORTE SUPREMA EN ETAPA DE CONSTRUCCIÓN COLABORATIVA

Como parte del trabajo que está realizando la Dirección de Estudios de la Corte Suprema con la Fundación Educacional Comeduc, para la implementación del programa “Educación para el Dialogo” se están realizando visitas y jornadas de trabajo con los equipos directivos y psicosociales del Liceo Comercial Vate Vicente Huidobro y el Instituto Comercial Padre Alberto Hurtado, establecimientos en los cuales se implementará el proyecto.

De acuerdo a Carolina Riquelme, Coordinadora del Área Jurídica de la Corte Suprema, las visitas a los liceos con los cuales se trabajará es acercarse a la realidad local y poder generar instrumentos más empáticos, “El objetivo inicial es conocer efectivamente el lugar en donde vamos a implementar el programa de Educación para el Dialogo, con el fin de que podamos construir una malla curricular, vinculada a temáticas de derechos humanos, como también la mediación entre pares y lo más importante es que esto se construya colaborativamente”.

El programa consta de tres partes, la construcción colaborativa, implementación y evaluación. Actualmente lo que se está realizando en los liceos, es la primera etapa, que considera un avance metodológico y de contenido acerca de lo que se quiere obtener con la construcción del proyecto, luego de esto realizar un acercamiento a las comunidades educativas propiamente tal, para validar el marco teórico y seguir construyendo colaborativamente el programa de formación, ya sea con módulos teóricos, con la participación Abogados, Psicólogos y Trabajadores Sociales, para poder formular un producto de mediación entre pares o facilitación al dialogo.

Junto con la presentación del programa por parte de Carolina Riquelme, de forma general, se trabajó con los equipos de los liceos en la identificación de los actores claves de la comunidad y en la dinámica de “Espina d.e pescado” o Diagrama de Ishikawa, que pretende identificar problemas y sus causas, todo dirigida Socióloga de al Dirección de Estudio de la Corte Suprema, Ashley Müller.