APRENDER A CONVIVIR, CONVIVIR PARA APRENDER

sitzer

Cristina Sitzer Fuentes, Directora del Colegio Técnico Profesional de Gastronomía y Hotelería ACHIGA – COMEDUC.

Este ha sido el lema que hemos escogido como colegio para celebrar nuestro Aniversario número 18, sin duda la Convivencia ha sido definida por nuestra comunidad, como el pilar fundamental para alcanzar nuestras metas, propiciar aprendizajes de calidad y aportar a la formación humana y profesional de nuestros estudiantes. Todos son parte de este proyecto y de los sueños que queremos juntos construir.

La educación, en el amplio sentido de la palabra, es el principal instrumento para la construcción de una cultura de paz, de buena y sana convivencia, los elementos claves son el aprendizaje y la práctica de valores institucionales que hemos acuñado en conjunto, de ahí que todos y todas quienes de algún modo conformamos esta comunidad, somos parte activa de este desafío.

Una comunidad así, se construye a cada momento, cada vez que interactuamos y que asumimos la responsabilidad de ser con otros y de hacer de nuestras propias vidas una posibilidad de transformar este espacio en un mejor lugar en el que predomine el diálogo, el respeto mutuo que valora la diversidad y que propicia el aprendizaje y la participación de cada uno de sus actores.

Asumir la convivencia, como parte de la formación general e ineludible de los sujetos que aprenden, nos remite a la búsqueda participativa y deliberada de nuevos sentidos para la convivencia humana. Entendiendo que innovar para mejorar la convivencia posibilita el desarrollo de competencias básicas para aprender a ser y a vivir junto a otros en contextos diversos y a veces, también adversos.

A pesar de todas las vicisitudes, que implica este desafío, estamos dispuestos a asumirlos a concretarlos a trabajar para que este viaje continúe y así responder a la ilusión de cientos de nuestros estudiantes que conducimos hacia la concreción de sus proyectos de vida, muchas veces la única puerta de ingreso hacia una vida nueva, esperanzadora, donde no hay techo, salvo para quien decide construirlo.

En estas aulas continuaremos formando personas de bien y profesionales de calidad, que no teman innovar, auto gestionarse y trabajar por sus metas y objetivos, para esto tenderemos presente los desafíos que nos impone la sociedad, una educación inclusiva, equitativa y de calidad en donde cada uno de los actores de nuestra comunidad cobre protagonismo y presencia.

El presente se escribe desde hoy, de esta comunidad  que tiene  trayectoria,  que se empapa de la  energía y fuerza juvenil, que se fusiona cada mañana en un  buenos días, que se va construyendo con las manos y esfuerzo de quienes aquí laboran diariamente con las herramientas del amor, el respeto, la perseverancia, disciplina y conocimientos de sus integrantes.

Con este horizonte nos proponemos avanzar, imaginar, y recrear los sentidos de nuestra labor educativa, porque estamos convencidos lo que declaramos hoy en nuestro lema de,  Aprender a convivir, es convivir para aprender.