Bellas las madres


Es tal su belleza que al caminar van dejando un halo de luz con el cual nos acompañan hoy mañana y siempre a seguir ese camino hacia la verdad y la honestidad.
Bellas las madres, tan pulcras, tan suaves con sus manos blancas, con su bella risa alegre y su hermoso andar, tan majestuoso, tan especial, tan único. Bellas las madres y tan perfectas, Dios las creó así, puras, bondadosas, generosas, sublimes y admirables. Solo ellas saben amar, dar, perdonar.
Bellas las madres, con su dulzura y su gran ternura al amar, solo ellas ven en nosotros sus hijos, algo bello, maternal, glorioso, alguien a quien amar. Bellas las madres, y en ellas se encierra una delicada y amorosa manera de amar, de dar, solo ellas saben cómo cuidarnos, amarnos, protegernos y brindarnos ese bello y celestial amor hasta el final.

 

Un Afectuoso saludo a todas las mamás de Comeduc

A Nombre del Equipo Directivo de Casa Central